La reflexología es una terapia alternativa muy popular. Promueve la relajación, mejora la circulación, reduce el dolor y el estrés.

A través de masajear puntos reflejos  del cuerpo, como los pies, las manos y la cabeza, ayudamos al buen funcionamiento de todos nuestros órganos y sistemas, aliviando molestias y restableciendo así el estado natural de salud. Es una técnica curativa. Si se aplica a estas zonas la presión adecuada, se afecta directamente a los órganos y se obtienen beneficios para la salud de la persona. Por ejemplo:

·         Las puntas de los dedos de los pies reflejan la cabeza.

·         El corazón y el pecho son alrededor de la bola del pie.

·         El hígado, el páncreas y el riñón están en el arco del pie.

·         La parte baja de la espalda y los intestinos son hacia el talón.

 

Para qué sirve la reflexología

Varios estudios de la salud indican que la reflexología puede reducir el dolor y los síntomas psicológicos, como la ansiedad y la depresión, y aumentar la relajación y el sueño.

También pueden tratarse:

·         Problemas digestivos, como por ejemplo, el estreñimiento.

·         El dolor de espalda.

·         Los desequilibrios hormonales.

·         Los trastornos digestivos.

·         El estrés y las condiciones relacionadas con el estrés.

·         Artritis.

·         Insomnio.

·         Las cefaleas tensionales.

·         Las lesiones deportivas.

·         Trastornos menstruales, como el síndrome premenstrual (PMS).

·         Etc.

 

 

NÚRIA PUJOLRÀS BARÓ

Titulación en Quiromasaje e Iniciación a la Aromaterapia por la Escuela del Dr. Sagrera. Formación en Reflexología Podal y Drenage Linfático Manual en la Escuela Sananda.

Titulación en Asesor Técnico en Terapias Naturales con la especialidad de Naturopatía, por el Real Centro Universitario Escorial- Reina María Cristina. Formación en Complementación y Ortomolecular en CENAC.

 

Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Barcelona. Diploma de estudios avanzados en Educación Ambiental por la Universidad de Girona.